Un detalle para regalar


Un dulce que no se come.
Un bonito detalle para regalar a la vista y los sentidos de nuestros invitados.
Estos dulces y tartas no se pueden comer, aunque por el olor que tienen bien apetece darles un bocadito. 

Se tratan de unos bonitos jabones con forma de pastes y tartas.
Y si los jabones son bonitos... que me decís de las cajas, unas preciosas pastelerías de cartón. 

En esta ocasión hemos preparado este detalle para una boda, pero son ideales para cualquier tipo de evento ( cumpleaños, comuniones, regalo de empresa..etc.) .

El jabón lo personalizamos con la forma que deseéis (Helado, corazón, piruleta...y un sin fin de formas) y el estuche siempre lo elegimos en concordancia con el contenido.